UAEM - DODA - SGC

Página No Oficial

 

Plan de Acción: Competencias Laborales  DODA-SGC

José Antonio Contreras Camarena

Plan Rector de Desarrollo Institucional 2009-2013

El talento humano y las competencias: Conceptos.

El talento humano se entiende como una combinación o mixtura de varios aspectos, características o cualidades de una persona, implica saber (conocimientos), querer (compromiso) y poder (autoridad).

Conocimientos: Es la posesión de sabiduría inteligencia, creatividad, razonamiento, etc. Es lo que se conoce como competencias cognitivas. Compromiso: Son las actitudes, temperamento, personalidad y esfuerzo que despliega, también se le conoce como competencias personales. Poder: Son los valores, decisión y la capacidad personal para hacerlo; también s le conoce como las competencias ejecutivas o de liderazgo.

Por ejemplo, un futbolista será talentoso si conoce las reglas del futbol (conocimientos), si tiene las habilidades para dominar el balón, efectuar pases o hacer goles (destrezas) y el espíritu de lucha y entrega (actitudes) para jugar, el cual se debe mostrar en el juego (conductas) durante un partido de futbol.

Por lo expuesto se comprende que el talento humano abarca muchos factores del individuo tales como: conocimientos, experiencias, creatividad, aptitudes, motivación, intereses vocacionales, actitudes, habilidades, destrezas, potenciales, salud, etc. Es decir viene a ser posesión de varias competencias.

El concepto de talento es congruente con el de competencias, Según Martha Alles: “la competencia es una característica de la personalidad devenida en comportamientos que generan un desempeño exitoso en un puesto de trabajo…Las competencias son cualidades que permanecen subyacentes al interior del individuo, el cual solo se hace visible en sus conductas laborales”.

Rabin Chuquisengo considera la competencia como “aptitud, cualidad que hace que la persona sea apta para un fin. Suficiencia o idoneidad para obtener y ejercer un empleo idóneo, capaz, hábil o propósito para una cosa. Capacidad y disposición para el buen desempeño”. En otros términos la competencia es una característica de una persona que se manifiesta en un rendimiento satisfactorio en varios aspectos específicos de su desempeño laboral.

Una competencia no es algo espontaneo, ni algo que se da de por si, sino que es una resultante dinámica de la interacción entre el individuo y el contexto laboral, en el cual despliega y aplica los conocimientos, actitudes y destrezas que posee.

En el ejercicio de las competencias se demuestra el talento que es un don complejo y completo porque involucra conocimientos, actitudes y destrezas. Una persona puede tener conocimientos, pero no compromiso; puede tener conocimientos y compromiso, pero no destrezas; puede tener destrezas y compromiso, pero no los conocimientos.

Como se ve el talento no solo es conocimiento o destrezas, es también compromiso y capacidad, es la suma de varias competencias. En resumen el talento es una mezcla de “sé hacer, quiero hacerlo y puedo hacerlo”.

Fuente: Psicología y Empresa.

Claves y propuestas para poner en práctica el aprendizaje por competencias en el aula [Infografía]

El trabajo por competencias en educación se basa en la búsqueda de un aprendizaje significativo, que prepare al alumno para la vida. Se trata no solo de transmitir conocimientos, sino de enseñar al niño cómo, cuándo o por qué aplicar esos conocimientos y habilidades y, además, utilizar las TIC y los medios digitales como herramienta fundamental. Este enfoque pedagógico, cada vez más extendido en muchos centros escolares, requiere un cambio de mentalidad y un plan de trabajo global. Te explicamos cómo puedes contribuir aplicándolo en el aula y qué instrumentos pueden servirte para ello.

Las nuevas competencias según la LOMCE.

El Real Decreto 126/2014 que desarrolla la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) establece también las competencias básicas, cuyas denominaciones cambian ligeramente respecto a las que se usaban hasta ahora. El decreto lista las siguientes siete competencias:

Comunicación lingüística Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología Competencia digital Aprender a aprender Competencias sociales y cívicas Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor Conciencia y expresiones culturales

Se indica que se potenciará especialmente el desarrollo de las dos primeras, aunque el decreto deja clara la recomendación más importante para trabajarlas: “para una adquisición eficaz de las competencias y su integración efectiva en el currículo, deberán diseñarse actividades de aprendizaje integradas que permitan al alumnado avanzar hacia los resultados de aprendizaje de más de una competencia al mismo tiempo”.

Ver más en Aula Planeta...

Fuente: Aula Planeta

 

El futuro de los puestos de trabajo

La reunión anual tiene lugar en Davos del 20 al 23 de enero bajo el lema “El dominio de la cuarta revolución industrial”. Manténgase al día con todos los acontecimientos clave en nuestro blog en vivo en http://wef.ch/live.

 

La cuarta revolución industrial, que incluye desarrollos en los campos previamente inconexos como la inteligencia artificial y aprendizaje automático, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3-D, y la genética y la biotecnología, provocará una alteración generalizada no sólo para los modelos de negocio, sino también a los mercados de trabajo sobre los próximos cinco años, con un enorme cambio previsto en el conjunto de habilidades necesarias para prosperar en el nuevo escenario. Esta es la conclusión de un nuevo informe, el futuro de los empleos, publicado hoy por el Foro Económico Mundial. Consulta PDF. Resumen ejecutivo: Empleos. Resumen ejecutivo. Brecha de Género.

World Economic Forum en Español.

Las 10 habilidades del futuro. Randstad.

En los últimos años, las nuevas tecnologías han transformado el mundo a pasos agigantados. La sociedad se transforma, y con ella todas las demandas que la acompañan y la nutren.

En los últimos años, las nuevas tecnologías han transformado el mundo a pasos agigantados. La sociedad se transforma, y con ella todas las demandas que la acompañan y la nutren. El mercado laboral se queda atrás en este proceso: las empresas y compañías deben adaptarse a las últimas tendencias para mantenerse competitivas.

Para garantizar un proceso exitoso, las organizaciones buscan trabajadores que posean conocimientos, pero también las llamadas soft skills o habilidades de gestión. Éstas se relacionan con la inteligencia emocional, el arte de la comunicación o los hábitos personales. Sin embargo, en el futuro ya no bastará sólo con eso. ¿Quieres saber cuáles son las habilidades concretas que vas a necesitar? ¡Descúbrelas y adelántate a tu tiempo! Las 10 habilidades del futuro En el informe elaborado por The Institute for the Future y titulado “Future Skills 2020” (reporte pdf), se han identificado las habilidades clave que necesitarán los trabajadores de aquí a 10 años:

1. Sensemaking: Esta idea viene desarrollándose desde principios de los años 70. Es la habilidad que tiene una persona para “conectar los puntos” y “entender las señales” del mundo que le rodea, siendo capaz de darle un sentido y de poner en marcha nuevas ideas. En palabras de Leo Burnett: “la curiosidad sobre la vida en todos sus aspectos continúa siendo el secreto de las personas más creativas”.

2. Inteligencia social: Hoy en dia nadie se puede plantear trabajar estando aislado. Cada vez se hace más hincapié en la cooperación y en la importancia de las relaciones sociales. Por esta razón, tener la capacidad de entender las emociones de los demás, para comprenderlos y conectar con ellos, es de crucial importancia. La inteligencia social acerca a los negocios el lado más humano y, como John Hagel ha señalado, se basa en hacer las preguntas correctas.

3. Pensamiento innovador y adaptable: Ya lo dijo Albert Einstein: “si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. En un mundo en constante transformación, quien no quiera quedarse a mitad de camino tendrá que mirar hacia delante, proponerse nuevas metas, adaptarse a las nuevas realidades y, lo más importante, no dejar nunca de aprender.

4. Hablar el lenguaje “media”: Cualquier empresa, si quiere destacar, debe de tener presencia en los medios digitales. Existen incluso algunas compañías que se encargan de ayudar a otras a gestionar sus espacios en la red. La llamada generación Z lleva ventaja, ha nacido con la tecnología bajo el brazo y están acostumbrados a las interacciones sociales mediante medios virtuales, es decir, dominan el lenguaje digital de forma nativa, algo que cada día tiene más importancia en el mundo laboral.

5. Transdisciplinaridad: Se refiere a la capacidad de poder adoptar varios puntos de vista, sirviéndose de un enfoque más general de las situaciones. . Poder ver un problema con perspectiva y, recogiendo muchas ideas, afrontarlo y conseguir solucionarlo creando algo nuevo.

6. Mentalidad de diseño: La mayoría de los trabajadores han pasado por diferentes lugares de trabajo a lo largo de su vida. Por esta razón, saben que en algunos espacios se trabaja mejor que en otros. Por ejemplo, en el estudio de animación DreamWorks Animation, cualquier empleado puede asistir a clases de yoga durante el trabajo, lo que, ciertamente, ayuda al surgimiento de ideas. La mentalidad de diseño debe dotar al trabajador de la capacidad para hacer las modificaciones oportunas en la organización, buscando la mayor comodidad y optimización del trabajo.

7. Competencias multiculturales: Cada vez más, en el lugar de trabajo habrá gente de diferentes países, culturas y razas. La globalización acentúa la diversidad y, debido a ello, es esencial saber adaptarse y aceptar las diferencias.

8. Pensamiento computacional: Las personas proporcionan una cantidad ingente de información sobre ellos mismos y sus gustos. A raíz de esto, las empresas necesitan más analistas de Big Data que sean capaces de asimilar y canalizar esta información, y de esta manera obtener ventajas competitivas para la compañía.

9. Buen manejo de la información: Las personas no sólo generan información, también la reciben en abundancia a través de diferentes medios (móvil, internet, revistas, anuncios…). Saber seleccionarla, filtrarla y priorizarla de una forma creativa, algo que las máquinas no pueden, debe convertirse en una destreza que el trabajador tiene que dominar.

10. Colaboración virtual: En un mundo cada vez más globalizado, donde una misma empresa dispone de distintas sedes alrededor del mundo, es imprescindible que los equipos que la componen estén familiarizados con las herramientas de colaboración virtual. Muchas compañías utilizan, aplicaciones como Skype para realizar reuniones a distancia, Google Drive para compartir documentos o redes sociales internas para poder trabajar conjuntamente con compañeros de otras ciudades y países, creando así una especie de “cadena de montaje” de ideas y fomentando el aprendizaje en línea.

Como dijo Atul Gawande, se “contrata la actitud y entrena la habilidad”. Debido a ello, los trabajadores deben ser conscientes del cambio, esforzarse y ajustarse a las nuevas necesidades, sintetizadas en estas 10 habilidades que hemos destacado. Explotándolas, cualquiera puede garantizarse mayores posibilidades de obtener un empleo en el futuro. Y tú, ¿ya posees alguna de ellas? ¡Atrévete a desarrollarlas!

Buscador de la Página

Búsqueda personalizada

Gracias por tu visita y regresa pronto

Ésta página es atendida por:
[joseacontreras.net] [miaulavirtual.com]
Copyright © 2001 Reservados todos los derechos.
Revisado: